LGBTI+

España firma un acuerdo con Rusia que veta la adopción a homosexuales y solteros

EFE. 09.07.2014 – 14:58h

Los más de 160 niños rusos que ya tenían asignadas familias de adopción españolas están más cerca de que finalmente puedan venir a España, después de que los gobiernos español y ruso hayan firmado el convenio sobre adopciones que lo permite, autorizado finalmente por el Consejo de Ministros el pasado viernes.

Desde el mes de julio de 2013, Rusia ha endurecido los requisitos de adopción para países que, como España, han legalizado el matrimonio homosexual, dictando leyes que modifican el Código de Familia, que no permiten que las familias monoparentales y homosexuales adopten.

En concreto, la legislación rusa establece que no podrán adoptar niños rusos “personas del mismo sexo unidas en matrimonio conforme a la legislación de los estados que permiten este tipo de matrimonios, así como las personas solteras ciudadanas de dichos estados”.

Rusia exigió la existencia de un convenio bilateral para poder continuar tramitando adopciones y España es el primer país de los que estaban afectados por el cambio de legislación rusa en firmarlo. El Ministerio de Exteriores ha dicho en una nota que el Convenio “permite el encaje entre el Derecho de Familia español y el ruso, que presentan diferencias notables, de manera que las familias españolas puedan seguir adoptando en Rusia, según los requisitos legales rusos”.

 

Desbloqueo de la situación

 

El convenio desbloquea definitivamente la situación en la que se encuentran cerca de 600 familias españolas, quienes habían comenzado los expedientes de adopción de menores en ese país, de las que aproximadamente 160 tenían ya uno asignado.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el viceministro de Educación ruso, Veniamin Kaganov, han firmado el acuerdo en el Palacio de Viana, que será remitido a las Cortes españolas y a la Duma para su aprobación. En el acto también ha estado presente la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

Exteriores ha informado en un comunicado de que el convenio permite el “encaje” entre el Derecho de la Familia español y el ruso, “que presentan diferencias notables, de manera que las familias españolas puedan seguir adoptando en Rusia, según los requisitos legales rusos”.

El departamento que dirige García-Margallo ha esperado que la firma del acuerdo bilateral permita “el pronto levantamiento” de la suspensión de los procesos judiciales de adopción.”Confiamos en que esta firma permita no sólo acelerar los trámites en curso de adopción en Rusia sino también que se inicien cuanto antes nuevos expedientes bajo la cobertura jurídica apropiada”, ha subrayado Exteriores en el comunicado.