OPINIÓN

Femi¿qué?

  • Oye Bruno, y tú, ¿eres feminista?
  • Pues claro que no, Lena. Por si no te has dado cuenta ¡soy un chico! – afirmó él, molesto ante la pregunta de su amiga. La chica cerró los ojos unos instantes. Acto seguido, Lena se levantó de la silla, se despidió de él y se fue.

¡Soy un chico! Esas palabras se repetían en la mente de Lena una y otra vez. Era la misma respuesta que le habían dado Nicolás, Arturo, Manu y otros tantos de sus amigos chicos. “Ser un chico me resultaría mucho más fácil…”, pensó ella en ésta y muchas tantas ocasiones.

* * * * *

Men, I would like to take this opportunity to extend your formal invitation. Gender equality is your issue, too” (“Hombres, me gustaría aprovechar esta oportunidad para invitarlos. La igualdad de género también es asunto suyo”), decía Emma Watson en su discurso de las Naciones Unidas para la campaña HeForShe, en Septiembre de 2014. Sí, feminismo no es nada sin el soporte de todos los hombres del mundo. Y sé que a muchos de ustedes les asusta, porque de hecho, no conocen el término ‘feminismo’.

Voy a ponérselo fácil. Según la RAE, ‘feminismo’ es la “ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”. Dicho esto, ¿aún siguen sin sentirse feministas? Igualdad. Sí, igualdad. ¿Lo han leído bien? I-GUAL-DAD. No les asusta esta palabra, ¿verdad? Entonces, ¿por qué motivo sí lo hace ‘feminismo’?

Lo que voy a decir a continuación puede que les sorprenda pero, aunque no lo parezca, el hecho de nacer niño o niña, al final, termina determinando la vida de esa criatura. Parece imposible que, viviendo en 2016, aún estemos con esas, ¿no es así? Déjenme explicarme. Parece que el “azul” ya no es de chicos, ni el “rosa”, de chicas. El mundo de los juguetes cada vez se muestra menos machista y la desigualdad en el ámbito laboral parece que es menor. Todo eso es cierto. ¿Pero qué me dicen del aumento de las agresiones, ya sean físicas (o incluso sexuales) o psicológicas, hacia las mujeres?

Hace una semanas se lanzó en Noruega una campaña contra la violencia de género bajo el título “Querido papá, me van a llamar puta”. Sí, eso también es cierto. Todas y cada una de nosotras vamos a ser llamadas “puta”, alguna vez en nuestra vida. Ya sea por celos, furia o rabia, o bien por nuestra forma de vestir. A veces, me dicen que se trata de algo que debemos aceptar. Y yo me pregunto ¿por qué? ¿Por qué nos rendimos ante comentarios de este tipo? ¿Por qué aceptamos insultos, burlas e incluso otro tipo de agresiones?

Como pueden ver, todo ello no es algo que implique única y exclusivamente a mujeres. Los hombres también tienen trabajo. Recuerden cómo, siendo niños pequeños e inocentes, jugaban al fútbol con sus compañeras niñas. ¿Qué ha cambiado en todos ustedes?

Una mujer no es un objeto, así que pancartas como la de “Shakira es de todos” de hace un par de semanas en el campo del RCD Espanyol en el partido de éste contra el FC Barcelona, no debería ni siquiera pasársele por la cabeza a nadie. Una mujer tampoco es un ser inferior, por lo que su vestuario no debería eclipsar su discurso, tal como lo hizo El Periódico en los pies de foto en una de las noticias referentes a la elección del nuevo President de la Generalitat de Catalunya el pasado 11 de enero.

Nos levantamos bajo el concepto de igualdad. Pero al final del día, son pocos los quiénes van a irse a dormir con el corazón roto y lágrimas en los ojos por ver cómo esta sociedad se ha construido bajo unos cimientos retrógrados y anclados en un pasado machista, homófobo, estereotipado… que repele a todo aquél que se atreve a sentirse diferente y desviarse de “lo común”.

Es hora de cambiar. Es hora de destruir esas bases fundadas bajo el término de ‘machismo’ y volver a empezar construyendo un mundo justo, igual y libre.

* * * * *

  • Oye Bruno, y tú, ¿eres feminista?
  • Pues claro que sí, Lena. Por si no te has dado cuenta ¡soy un chico! – sonrió él, orgulloso de su respuesta.

Que no te dé miedo la palabra ‘feminista’, seas quién seas. Porque nuestras hijas, nietas y nosotras mismas merecemos vivir en un mundo en el que tener vagina no suponga una piedra en el camino de tu futuro profesional o personal. Y porque nuestros hijos, nietos y vosotros, hombres de todo el mundo, merecéis vivir sabiendo que todas y todos, ante todo, somos seres humanos, tengamos los genitales que tengamos.

Porque… “Both men and women should feel free to be sensitive. Both men and women should feel free to be strong. It is time that we all perceive gender on a spectrum, instead of two sets of opposing ideals. If we stop defining each other by what we are not, and start defining ourselves by who we are, we can all be freer”.

(“Hombres y mujeres deberían sentirse libres de ser sensibles. Hombres y mujeres deberían sentirse libres de ser fuertes. Es el momento de ver el género como un espectro, en vez de dos lados de ideales opuestos. Si dejamos de definirnos a cada uno por aquello que no somos y empezamos a definirnos como aquello que sí somos, todos podemos ser más libres”). – Emma Watson, discurso de las Naciones Unidas para la campaña HeForShe, Septiembre de 2014.

(1) Comentario

  1. Avatar
    Tània dice:

    Muy buen artículo, Irene. Es cierto que, a groso modo, ha habido una evolución en el concepto de género, las barreras “chico-chica” se van diluyendo con el tiempo (¡bien!). Pero es precisamente este avance el que provoca (de modo contradictorio y totalmente estúpido) la rabia y la furia por parte de ellos, al ver que de forma sumamente natural y merecida, ellas, nosotras, podemos llegar a tener éxito en el mundo laboral, tener un salario digno… entre tantas otras cosas que hasta hace escasos años eran aspiraciones “únicamente para hombres”. Eso les provoca dolor de estómago y retortijones, y así nos seguimos encontrando con espantosos titulares en los diarios sobre asesinatos día tras día. Señal que aún nos queda mucho por avanzar. Adelante en el cambio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable YOUNG España .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios OVH.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.