OPINIÓN

La supervivencia de Pablo Iglesias

Una vez el rey ha hecho ronda de consultas para la candidatura a la presidencia del gobierno, le pertoca al candidato, mover ficha y buscar acuerdos para la investidura. Eso es lo que está haciendo Pedro Sánchez, candidato designado por su majestad y que ha empezado su ronda de contactos, el primero en reunirse con él, Pablo Iglesias, líder de Podemos, y hasta hace poco socio preferente de los socialistas.

Pablo Iglesias, consciente de su liderazgo en horas bajas, busca a la desesperada un ministerio, una vicepresidencia… un cargo de visibilidad en el gobierno, para poder sobrevivir, algo que es improbable que pase teniendo en cuenta la aritmética (42 diputados) que le separa del PSOE.

Gobierno de coalición vs gobierno del PSOE

Las elecciones generales del pasado 28 de abril, nos dejaron un panorama bastante complejo en lo que a aritmética parlamentaria se refiere. Los socialistas ganaron las elecciones generales, pero necesitaran de acuerdos para poder tirar adelante su gobierno y por tanto la legislatura, lo que provoca ya el primer escollo o problema: los socialistas quieren gobierno en solitario, los de podemos, gobierno de coalición.

Pablo Iglesias, ha visto como del 28-A al 26-M su liderazgo se mermaba a consta de los malos resultados que su partido ha sacado en las contiendas electorales respectivas: de 71 a 42 diputados en las elecciones generales (ha perdido 29) y ha perdido también las alcaldías del cambio, Barcelona, Madrid, Zaragoza… en definitiva, Podemos ha perdido fuelle y de forma notable, hecho que provoca que ahora necesite, busque, con urgencia, su entrada en el gobierno de España de Pedro Sánchez para poder mantenerse, ¿su fórmula? Un gobierno de coalición donde Podemos tenga ministerios sociales o incluso una vicepresidencia.

Los socialistas por su parte, dicen claramente que no, aludiendo a la diferencia en escaños que saca el PSOE a Podemos y que por su parte lo que buscan es un gobierno socialista, dónde podría haber algunos independientes, postura muy alejada de la que quiere Iglesias, y que a la vez hace ver en el horizonte un posible un adelante electoral en noviembre si no se produce la investidura. Pedro Sánchez mantiene claramente el pulso, el órdago que le lanza Podemos, teniendo clara una cosa, le pertoca a él y nada más que a él conformar acuerdos para la mayoría de cara a una investidura.

La arrogancia de Pablo Iglesias

Durante la campaña del 28-A, se pudo ver claramente un cambio de formas y de actitud de Pablo Iglesias, líder de Podemos. Cuando parecía que la formación morada se moderaba escarmentada por aquellas decisiones arrogantes que tomó en 2016, ahora, caen en el mismo error o al menos esa es la sensación que trasmite: volvemos al Podemos anti-todo y arrogante, el del sorpasso y no el Podemos de las propuestas.

Durante el tiempo que ha durado este gobierno fruto de la moción de censura, Podemos ha bajado el tono incluso se le ha visto como una fuerza más del sistema, ahí está el motivo, el sistema. Iglesias fundó Podemos para dar una vuelta al sistema, cosa que no ha ocurrido, es más, todo lo contrario, el sistema sigue como siempre, y Podemos se ha partido en mil pedazos, un claro ejemplo, Errejón y Más Madrid.

¿Cuestión de ogullo?

Que pasará por la cabeza de Iglesias, ¿para tener estos cambios tan bruscos? No sólo parece querer poder, a veces da la sensación de que vuelve al pasado, donde los hombres que estaban en política, gastaban mucha testosterona, algo insólito en el líder de una fuerza que se dice igualitaria y de izquierdas. Pablo Iglesias debería hacérselo mirar, en poco tiempo ha pasado de un piso humilde a un casoplón en Galapagar, de un líder con su equipo a un líder autoritario y cada vez más solo.

En una cosa no ha cambiado, y es su orgullo, que como siempre me han dicho, para nada sirve y para mucho estorba. Si de verdad Iglesias quiere algo para sobrevivir, debería abandonar su pasado, el de 2016, y centrarse en lo que ha podido construir durante este pasado año, si no lo hace, volverá otra vez a equivocarse a costa de su orgullo.

Rate this post
Avatar

Sobre el autor

Comunicador desde muy joven.
Me encargo de la edición de Young Politics, de Young España. Informar, acercar la opinión al resto, desde un medio independiente y plural, un reto alucinante para los tiempos que estamos viviendo. ¿Lo seguimos junt@s?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable YOUNG España .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios OVH.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.